Método montessori en casa

Método montessori en casa, educación infantil 

El método Montessori es un estilo educativo creado por la profesora y doctora italiana María Montessori entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Halló esta forma tras realizar una investigación con niños con trastornos mentales y necesidades especiales. La base de su modelo es potenciar en el niño la independencia y la libertado con límites.

Pone énfasis en que sea el niño el que dirija la actividad y el profesor/tutor observe clínicamente. Mediante esta observación adaptará el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo. El objetivo en todo momento es potenciar que el niño se autodesarrolle obteniendo el máximo de sus capacidades psíquicas y físicas.

Por ejemplo, aplicado a la escuela, según la concepción de María Montessori, no se trataría de un lugar donde el profesor transmite conocimientos sino donde la parte psíquica del niño se desarrolla mediante un trabajo libre con material didáctico especializado.

A continuación vamos a citar diversas ideas basadas en educar a los niños con el método Montessori:

El Baby-Led Weaning es una buena forma de potenciar la inBaby Led Weaningdependencia del niño. Consiste en poner la comida delante del niño, en su lugar habitual de comida (generalmente una trona) y dejarlo que explore libremente, que toque la comida, descubra las texturas y los sabores, sin tener que darle de comer. El momento de la comida se convierte en un placer para el pequeño. Imprescindible un buen juego de baberos.

Montessori considera que el juego debe ser siempre iniciativa del niño. Hay que evitar proponer el tipo de juego y también corregirle si juega diferente de como nosotros lo haríamos. Observar sin interrumpir le ayuda a potenciar tu creatividad. Hay que respetar este momento como una actividad importante, no obstante si se ha de interrumpir para comer o realizar otra cosa prioritaria, no ha de haber problema en hacerlo.

Crear es también algo fundamental para el niño. Es recomendable dejar a su alcance rotuladores y hojas y evitar que sea el adulto el que dibuje para él para no perjudicar su creatividad.

Responsabilizarse de otro ser vivo es también algo muy beneficioso en la infancia. En caso de tener una mascota, que sea el niño el que le ponga agua o comida, le hace más autónomo y responsable al encargarse de una importante labor. En caso de no tener mascotas, es interesante tener plantas que pueda regar.

En la escuela Montessori se da mucha importancia a la gracia y cortesía. Pedir las cosas “por favor”, decir “gracias” y “lo siento”. Lo mejor para esto es predicar con el ejemplo. El niño al oír estas expresiones de forma constante terminará por incluirlas en su lenguaje habitual. Si alguna vez por ejemplo no da las gracias al recibir algo, en lugar de regañarle, una buena forma es dar las gracias en su nombre, para que vea que es lo adecuado en ese contexto.

Montessori considera que el niño debe tener alcance a todo: el bidé puede ser su lavamanos, en la cocina puede tener una pequeña mesita para que cocine cosas Cama montessorisencillas, así como también un rincón con libros y cuentos a su alcance, aunque sea sólo para ojearlos. El momento de dormir no es diferente. Se recomienda una cama baja (a ras del suelo) y accesible para que pueda acostarse sin necesitar que le aúpen, de la que pueda entrar y salir sólo.

Por último decir que hay muchas filosofías para educar a nuestros hijos. Cada padre debe seguir un modelo que le parezca coherente y beneficioso para sus niños. De cada método pueden extraerse grandes ideas y reflexiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *