como evitar que mis hijos sean adictos a los moviles

Cómo evitar que mis hijos sean adictos a los móviles

Que nuestros hijos hayan nacido en la época del boom digital, y que por tanto sean nativos digitales no les ha de condenar a una vida de adicción a las nuevas tecnologías y más concretamente a los teléfonos móviles.

Está en nuestras manos gestionar su uso para evitar que sean abducidos por la pantalla y que puedan pasarse  horas y horas de desconexión del mundo real.  Pero como en todo lo que respecta a la educación de nuestros hijos, lo principal es el ejemplo que les damos, ya que para ellos somos un modelo a seguir. Por eso, si quieres evitar que tus hijos sean adictos al móvil, has de comenzar por educarles con el ejemplo.

Lo que tus hijos vean que haces ellos lo harán. Si estás todo el día enganchado al móvil lo verán como algo natural, y por supuesto, tratarán de imitarlo. En ese caso después no podrás exigirle que suelte el móvil, cuando tú mismo no puedes vivir sin él. Es un tanto incoherente y estarás dándole un mal ejemplo.

 Los padres tienen la culpa de la adicción a las nuevas tecnologías de sus hijos

Los padres somos los culpables de que nuestros hijos se conecten a los dispositivos y se abstraigan del mundo. Principalmente al no prestarles la atención que demandan, empujamos a fotonoticia_20150708085359_645nuestros hijos a que acaben enganchados a móviles, tabletas digitales, televisión, etc. Y al  no regular su uso, también acabamos consiguiendo que generen una dependencia hacia estas tecnologías.

Seguramente, si le preguntases a tu hijo seguro que preferiría jugar contigo toda la tarde  a estar con el móvil. Pero esto pocas veces es posible, y en los móviles o tabletas los niños encuentran multitud de entretenimientos, y así es como acaban buena parte de las tardes en su mundo tecnológico. Esta sobreexposición al mundo digital puede afectarles al crecimiento social y emocional.

¿Por qué los niños se vuelven adictos al móvil? Al igual que sucede con la televisión, a pesar de que como adultos conocemos los riesgos de pasar demasiadas horas frente a la pantalla, los niños se vuelven adictos básicamente por tres motivos:

  • A los padres después de un agotador día de trabajo así como los problemas diarios, les viene muy bien llegar a casa y poder disfrutar de un rato de tranquilidad.
  • Los padres no pueden controlar el uso de estos aparatos electrónicos
  • Los padres también son adictos a las nuevas tecnologías

 

Desengánchate tu primero

Las nuevas tecnologías no son el diablo, ni son algo a evitar  (siempre y cuando se gestione de manera adecuada su uso y no pasen a ser el centro de la vida de las personas). En realidad, nuestros hijos son afortunados al haber nacido en esta era tecnológica, y como  hemos dicho, en su justa medida es imprescindible que los niños se acerquen a las nuevas tecnologías desde que son pequeños, así como los adultos.

Para evitar la adicción de tus hijos, primero debes desengancharte tú, actuando con tiempo para prevenir que tu hijo acabe absorbido por el mundo digital.

Hay padres perpetuamente enganchados al móvil, que están siempre recibiendo llamadas, chequeando el correo o resolviendo asuntos urgentes, incluso cuando están con sus hijos. ¿Has pensado alguna vez cuántas horas pasas con el teléfono y sin tus hijos?

Más atención al móvil que a los hijosavisofacebook

Un pediatra de un centro médico de Boston, el doctor Jenny S. Radesky, hizo un estudio junto a otros médicos, en los que observó a 55 grupos de padres e hijos en un restaurante de comida rápida. Encontraron que 40 de los adultos rápidamente sacaron el móvil y lo utilizaron durante gran parte de la comida. Esto se puede observar en otros lugares como parques, en la calle o incluso en el metro. Y si lo podemos ver en la calle, en casa será igual o más.

Esta adicción de los padres acaba ocasionando una pobre comunicación con ellos. Se pierde una interacción muy importante en los años en que somos imprescindibles para ellos. Incluso, nuestros hijos pueden sentirse ignorados y frustrados por la poca atención recibida.

Consejos para desengancharte del móvil
  • El tener el teléfono accesible implica usarlo. Así que igual que se hace por ejemplo en algunos restaurantes, deja el móvil en una cestita o en una mesa al entrar en casa
  • Silencia las notificaciones cuando estés con ellos, así evitarás la tentación de cogerlo
  • Ponte horarios para usarlo, busca momentos en los que no estés con tus hijos, para así no darles un mal ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *